Artemision - Servicio Integral para el Comercio Internacional

Artemision S.R.L.

Servicio Integral para el Comercio Internacional

Por aplicación de ciertos Regímenes Aduaneros, tales como Importaciones o Exportaciones Temporarias, carencia documentación complementaria al Despacho Aduanero, discrepancias clasificatorias, discrepancias de valoración, o cualquier otra situación, que torne exigible la constitución de una Garantía, en favor de la AFIP, proveemos las pólizas de seguro de caución que correspondieren.

El seguro de caución, es una de las herramientas a utilizar, para garantizar el pago de los tributos aduaneros, a la AFIP, en el momento de liberar la mercadería importada. A través de este instrumento, el operador de comercio exterior constituye una garantía, que cubre los tributos que deja de abonar, en el momento de realizar la operación.

El régimen de garantías vigente para el comercio exterior, que contempla el uso de Seguros de Caución, está previsto en la ley 22.415 -Código Aduanero- en los artículos 453 a 465.

Partes intervinientes

La asegurada: es la AFIP, que figurará como beneficiaria en la póliza de seguros.

El asegurador: es la compañía de seguros, que emite la póliza del seguro de caución a favor de la asegurada. El asegurador debe estar habilitado por la Superintendencia de Seguros de la Nación e inscripto en el “registro de compañías de Seguros de Caución de Operaciones Aduaneras” que lleva la AFIP.

El tomador: es la persona física o jurídica, obligada a presentar ante la AFIP, una garantía que asegure el cumplimiento de sus obligaciones. Puede ser el propietario de la mercadería, o la persona a quien esté consignada.

Las principales ventajas del seguro de caución, frente a otro tipo de garantías aduaneras son:

Rapidez de contratación: la persona física o jurídica que toma el seguro, puede realizar la operación de contratación en forma rápida, ahorrando así los altos costos de inmovilización de la mercadería en aduana.

Solvencia del tomador: el seguro de caución no afecta la capacidad crediticia del tomador, reforzando así la solvencia ante la Administración Federal de Ingresos Públicos. Además, previene la inmovilización del patrimonio que debiera dar en garantía. Mayor accesibilidad: la calificación que se realiza del tomador otorga más relevancia a variables cualitativas, además de la situación económica del mismo. Por lo tanto, la posibilidad de acceso a un seguro de caución es mayor respecto de otras formas de garantías como los avales bancarios.

Menores costos: los costos son menores frente a otras alternativas como el aval bancario o el pago en efectivo, entre otros.

Requisitos de suscripción:

El potencial tomador de la póliza (Importador / Exportador), debe presentarnos una carpeta con antecedentes, que deberá ser aprobada por la compañía de seguros. Los requisitos a cumplir varían dependiendo del tipo societario de la empresa tomadora, pero no escapan a:

Estatuto y sus modificaciones, Estados contables de los tres últimos ejercicios, Detalle de deudas bancarias y financieras, Manifestación de bienes de los avalistas, Referencias comerciales y bancarias, Detalle de bienes de uso, Detalle de compras y ventas del último año, Aval certificado ante escribano, Situación impositiva de la empresa y Solicitud del seguro de caución.