Artemision - Servicio Integral para el Comercio Internacional

Artemision S.R.L.

Servicio Integral para el Comercio Internacional

El crédito documentario constituye el medio de pago más seguro, usado en las transacciones internacionales, ya que resulta un instrumento operativo que da confianza a las partes intervinientes, IMPORTADOR/EXPORTADOR.
El Banco o Bancos, despliegan una técnica y garantizan la operación en beneficio de las partes de un contrato de compraventa internacional, facilitando el desarrollo de los propósitos por ellos perseguidos en la contratación.

El marco legal ha sido recogido por la Cámara de Comercio Internacional y está constituido por las REGLAS Y USOS UNIFORMES RELATIVOS A LOS CREDITOS DOCUMENTARIOS.
El artículo 2 de las Reglas, define al crédito documentario, como todo acuerdo, cualquiera que sea su denominación o descripción, por el que un banco (Banco Emisor), obrando a petición y de conformidad con las instrucciones de un cliente (ordenante) o en su propio nombre:

se obliga a hacer un pago a un tercero (beneficiario) o a su orden, o a aceptar y pagar letras de cambio (instrumentos de giro) librados por el beneficiario, o

autoriza a otro banco para que efectúe el pago o para que acepte y pague tales letras de cambio, o

autoriza a otro banco para que negocie, contra la entrega del/de los documento/s exigido/s, siempre y cuando se cumplan los términos y condiciones del crédito.

Este instrumento es un compromiso de pago que asume el banco emisor frente al beneficiario, contra entrega de determinados documentos, siendo dicho compromiso independiente de que con posterioridad el ordenante del crédito le reembolse el importe correspondiente. De ahí, que el banco emisor asume un riesgo que debe ser evaluado convenientemente. Por lo tanto, se entiende que es la sustitución del crédito de un importador (bien conocido localmente pero no internacionalmente) por el crédito de un banco que es bueno, de primer nivel, y conocido a nivel internacional.

Por este medio de pago un exportador entrega a su banco una letra de cambio, pagaré, etc., acompañada de diversos documentos representativos de la mercancía, con instrucciones de que los entregue al importador extranjero, a través de su banco, tramitando este último el cobro de valores o efectos (letra de cambio, pagaré, etc) ante el deudor (importador), sin más responsabilidad ni compromiso que ejecutar las instrucciones de su mandante, cliente o girador.

La iniciativa parte del exportador, embarcando la mercadería y entregando a su banco los documentos antes mencionados para gestionar su cobro, manteniendo la posesión de la mercancía representada por los documentos. En este medio de pago, se debe especificar con el mayor detalle por parte del cedente (exportador/librador/beneficiario), las instrucciones a seguir por el Banco o Bancos intervinientes, a saber: Si la remesa ampara una letra de cambio con vencimiento a una fecha posterior, se debe precisar si los documentos se entregarán contra aceptación o contra pago. si el efecto se debe protestar por falta de aceptación, pago o ambos, e instrucciones relativas a las comisiones y gastos de los bancos intervinientes.

Este producto se genera a través de la instrucción u orden que emite un banco a petición y por cuenta y riesgo del ordenante (importador) para que se pague a un tercero o beneficiario (exportador), un determinado importe y moneda, directamente, o a través de un banco intermediario.

Llamamos TRANSFERENCIA, cuando nuestro cliente instruye girar los fondos al exterior para el pago de su obligación, mientras que ORDEN DE PAGO es cuando nuestro cliente recibe los fondos desde el exterior. Independientemente de las partes intervinientes, es necesario precisar con la máxima exactitud los datos correspondientes a las coordenadas bancarias del beneficiario (número de cuenta, sucursal bancaria y datos personales). Hay que tener presente que cualquier error u omisión podría dar lugar a dificultades o demoras en la ejecución de la orden.